Cómo elegir un teléfono IP de sobremesa

A la hora de sustituir un sistema telefónico convencional por uno de telefonía IP, uno de los pocos costes que hay que asumir es la compra de teléfonos IP. Se trata de teléfonos a simple vista iguales que los analógicos, sin embargo, en lugar de conectarse a una toma de teléfono, usan una conexión Ethernet; y dotan a sus usuarios de múltiples funciones adicionales que la telefonía tradicional es incapaz de ofrecer.

La oferta es amplísima, dado el fuerte impulso que ha tomado la telefonía IP en el entorno empresarial en los últimos años y que no para de crecer. Y cuándo nos encontramos ante un abanico de posibilidades tan grande, es difícil decantarse por una solución. Por ello hay que considerar algunos factores fundamentales antes de realizar la compra final de cualquier hardware.

Lo primero – y esto sirve para la compra de cualquier producto o servicio- es tener claras nuestras necesidades y nuestro presupuesto, para buscar una solución que se ajuste a estos parámetros. Pagar de más por un teléfono que nos ofrece una amplia gama de funciones, pero que nunca utilizaremos, no es lo más adecuado. Como tampoco lo es comprar el más barato, que no nos garantizará unas comunicaciones de calidad o no nos ofrecerá funciones que podrían sernos muy útiles, aunque ahora con la telefonía convencional no usemos, pero cuya adquisición puede ayudar a nuestro negocio.

En definitiva, el primer paso es sentarse, analizar y pensar. Para ello hay que conocer primero las funcionalidades y/o especificaciones técnicas que nos ofrecen los teléfonos IP, y entonces evaluar cuáles nos darían un valor añadido en nuestras comunicaciones. De esta manera sabremos mucho mejor qué es lo que buscamos.


Si queremos realizar vídeo llamadas desde el teléfono IP que elijamos, hay que tener en cuenta que no todos los que tienen la pantalla en color permiten llamadas de vídeo.

Entre las funcionalidades y especificaciones técnicas a tener en cuenta encontramos:

  • Tipo de conectividad. Puede ser cableada o inalámbrica.
  • El número de líneas que necesitamos. Si sólo usamos la telefonía para contactar con clientes y colaboradores de nuestro país y otro extranjero, nos bastará con una o dos líneas. Más líneas serán de utilidad cuando necesitemos varios números para diferentes propósitos y países, por lo que nos decantaríamos por un  teléfono IP de alta gama capaz de soportar un máximo de entre 6 y 12 líneas. En el caso de querer ampliar nuestro negocio en otros países, puedes utilizar los planes de numeración internacional de nomasroaming.com, identificándote en tus llamadas con el número comprado.
  • Códec y protocolo. Si ya disponemos de tecnología VoIP o un sistema PBX IP, tendremos que comprar teléfonos IP compatibles con el códec y protocolo que ya utilizamos. Pero si se trata de la primera compra, hay que tener en cuenta que admita el protocolo SIP, para poder disponer de múltiples características como la transferencia de llamadas y la identificación de llamadas.
  • Tipo de pantalla. Podemos elegir entre pantallas monocromo y color. También habrá que valorar el tamaño de la pantalla en función de la visibilidad y las funciones que elijamos. Por ejemplo, si queremos ver con claridad la guía telefónica o queremos disponer de vídeo llamadas, necesitaremos una pantalla grande y en color.
  • Disponibilidad de voz o audio HD (audio de banda ancha). Si queremos disponer de esta tecnología hay que tener en cuenta que ambas partes de la llamada deben ser compatibles con el códec de audio de banda ancha, G722.
  • Teclas programables. Nos serán útiles si utilizamos muy a menudo los mismos comandos.
  • Manos libres. Si queremos realizar conferencias de voz necesitaremos un teléfono IP con un buen altavoz y micrófono. Es importante determinar esta función si le vas a conectar unos cascos parar evitar tener que conectarle un descolgador.

Si después de analizar estos parámetros todavía existen dudas sobre algunas funciones que nos gustaría tener o queramos conocer para entrar a valorar su adquisición o no, lo mejor es consultar al experto. Si ya disponemos de un proveedor VoIP es conveniente contar con él a la hora de definir las funcionalidades, y finalmente el modelo de teléfono IP que necesitamos. Si todavía no se dispone de ningún servicio VoIP, puede consultarnos a través de nuestro portal de telefonía IP, Nomasroaming.com, dónde encontrará también alunas sugerencias de teléfonos IP, o bien a través de éste nuestro blog.

photo credit: Tor Håkon via photopin cc
photo credit: wajiii via photopin cc

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Cómo elegir un teléfono IP de sobremesa

  1. Pingback: MICROFONO DE SOBREMESA PARA MEGAFONIA DE 2 ZONAS APART AUDIO MICPAT-2 | Radiocomunicacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *