4 razones por las que la telefonía sigue siendo importante para tu negocio

Muchas compañías trabajamos para incrementar nuestra presencia online y aprovechamos las nuevas opciones que nos brinda Internet: medios sociales, correos electrónicos, formularios, landing pages, y otras herramientas de marketing y comunicación. Pero, ¿sustituyen estas herramientas la comunicación telefónica y el cara a cara con clientes, distribuidores o socios?

 

Algunos argumentan que sí, que las comunicaciones convencionales están desfasadas, pero dejan de lado factores determinantes en la comunicación como la inmediatez y la interacción humana llena de expresiones, tonos de voz, silencios… una información importante que se pierde en buena parte de las herramientas online. Nada puede reemplazar al diálogo y la conversación directa entre personas (al menos de momento).

Desde mi punto de vista no se trata de un reemplazo, sino de una complementación. Se amplían los canales de comunicación con el cliente o el socio, pero no se sustituye lo “viejo” por lo nuevo. Cuánta más comunicación, más transparencia, más oportunidades de negocio, más fluidez en el desarrollo de proyectos, mejor atención al cliente.

La telefonía no se ha quedado atrás en cuanto al avance tecnológico, por el contrario, sigue siendo protagonista, ampliando sus funcionalidades, utilizando Internet y abaratando las llamadas locales e internacionales, mejorando su calidad y, en definitiva, evolucionando para incrementar la productividad de los entornos organizacionales.

Éstas son las razones fundamentales por las que la telefonía sigue siendo una pieza clave en la interacción y comunicación de cualquier organización:

1. Da a tu empresa una voz personal 

Los formularios de Internet y las interacciones mediante correo electrónico son importantes herramientas de negocio y atención al cliente, no hay duda. Pero muchas empresas utilizan estos medios como único cauce de comunicación con sus clientes, privándoles de la posibilidad de hablar directamente con una persona, con nombre y apellidos

La eliminación del trato personal puede derivar en frustración para muchos clientes, que no se consideran atendidos como merecen o que prefieren el teléfono y “hablar con alguien” para resolver sus dudas y otras cuestiones, sin tener que esperar a la respuesta por correo electrónico.

2. No todo el mundo utiliza Internet 

Aunque Internet es utilizado en la mayoría de oficinas y casas, hay que tener en cuenta que no todo el mundo dispone de plena conectividad, bien porque carecen de conexión o porque se conectan poco, o bien porque por cuestiones generacionales no tienen la agilidad en Internet que tienen otros. No estamos ante un panorama homogéneo, sino diverso.

Privar a los clientes de la comunicación telefónica, dependiendo exclusivamente de herramientas online como el correo electrónico, puede ser discriminatorio para algunos. Y esto no es bueno ni para los clientes, ni para nuestro negocio.

3. Nuevas funcionalidades y tecnología

La telefonía ha evolucionado y hoy ofrece opciones de comunicación muy ventajosas para cualquier negocio, como la conferencia telefónica o la videoconferencia. Ambas representan una forma económica y formal de mantener reuniones con clientes o socios. Este tipo de conferencias permiten eliminar costes y ahorrar tiempo en viajes y desplazamientos, permitiéndote emplear el ahorro de tiempo y dinero en otras cuestiones, ganando en productividad y eficiencia.

Por otra parte, Internet y la tecnología IP se han aliado con la telefonía dando lugar a una nueva tecnología de comunicación como es la telefonía IP, que consigue abaratar hasta un 80% los costes en llamadas telefónicas utilizando Internet como canal de comunicación.

4. La comunicación es más fluida por teléfono

Cualquier directivo/a o comercial sabe que el tono, la expresión, los silencios…, en definitiva, toda comunicación no verbal que se transmite en un diálogo puede ser tan importante como la verbal en la interacción con el cliente. En un correo electrónico toda esa información no verbal desaparece, y algunas expresiones pueden ser malinterpretadas, o no responder acertadamente a lo que se pregunta, puede dar lugar a más equívocos que en un a conversación telefónica dónde la inmediatez y el trato directo hacen que la comunicación sea más fluida y confiable.

photo credit: Thomas Hawk via photopin cc
photo credit: Leo Reynolds via photopin cc
photo credit: Leo Reynolds via photopin cc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *